Intérprete profesional, responsable de la formación y coordinación del equipo de intérpretes así como del diseño de las acciones de marketing, Adriana es la cara visible de Voze.

Perfeccionista y exigente, trabaja en tiempo real para asegurar que el servicio al cliente nunca sea inferior a excelente.

“Si quieres alcanzar tu sueño, rodéate de personas que quieran cambiar al mundo”

Traductora profesional y especialista en gestión de empresas, Gloria se define como el Backoffice de Voze.

Como project manager, se encarga de que el engranaje interno de Voze funcione con precisión suiza para que la cara externa de los servicios de traducción y de interpretación simultánea sean perfectos.

“No existe un truco para triunfar, sencillamente hay que apuntar a la luna”

Llegaremos tan lejos como el talento de nuestro equipo lo permita

Las voces de VOZE


Compuesto por traductores e intérpretes profesionales y especialistas en mediación intercultural, el equipo de Voze está en continuo crecimiento. Los intérpretes reciben formación específica en cada uno de los ámbitos de actuación de nuestros clientes para que los problemas de comunicación se resuelvan de forma eficaz y en el menor tiempo posible. Contamos con un equipo de traductores técnicos y  de traductores jurados nombrados por el Ministerio español de asuntos exteriores.

En Voze estamos convencidos de que nuestro éxito es fruto del talento de nuestro equipo. Somos una gran familia de especialistas en comunicación, nos gusta compartir nuestros éxitos, logros y experiencias del día a día para crecer juntos.

¿Quieres formar parte de Voze?

Nuestro camino emprendedor


Empezamos siendo 2 personas con una idea y la ilusión de cumplir un sueño. Ahora, Voze es una realidad: somos más de 100 profesionales en el equipo, creciendo juntos con la motivación del primer día. Este es nuestro camino emprendedor, ¿quieres recorrerlo con nosotros?

Generando impacto positivo. Somos emprendedores sociales

El círculo de voze

Ayudamos a migrantes y refugiados para que puedan comunicarse en sus primeros pasos en nuestro país. Pasado un tiempo, cuando dominan el español, les formamos en interpretación telefónica y mediación intercultural, para que pasen a formar parte de nuestro equipo.

Se cierra el círculo: ahora son ellos los que ayudan a otras personas que están atravesando las mismas dificultades que ellos vivieron durante su proceso de acogida.